La antena parabólica motorizada. ¿Qué necesitamos?

Este tipo de antenas parabólicas motorizadas, están creadas para poder captar la emisión de los satélites que están situados en la órbita de Clark. Ésta está situada a unos 36.000 km sobre el Ecuador, y cuenta con una peculiaridad. Y es que cualquier objeto que se sitúe en ella, tendrá el mismo periodo de rotación que la Tierra.

Las antenas parabólicas motorizadas cuentan con un mecanismo para su buen funcionamiento que incluyen una serie de precisos ajustes necesarios para un correcto visionado, y que se deben realizar a la mayor exactitud posible. Ya que éstas antenas deben seguir esta ruta que se denomina Montura Polar.

La instalación de este tipo de antenas es muy sencilla, la tarea se empieza a complicar a la hora de ajustarlas. Solo necesitamos tres cables. Dos de ells son el cable coaxial, el cual va de manera directa desde el LNB al receptor de nuestro satélite. El otro cable es el que conocemos como bus de datos, el que controla el motor. Este cable se conecta desde el motor hasta nuestra unidad de control. La unidad de control es muy parecido a un receptor. Y consta de un display y dos botones, además de tener memorizado por defecto algunos satélites.

  • Astra 1 (19,2º Este)
  • Astra 2 (23,5º Este)
  • Astra 3 (28,2º Este)
  • Astra 4 (4º Este)
  • Hotbird (13º Este)
  • Thor (0,8º W)
  • Hispasat (30º Oeste)
  • Türksat (42º Este)

La antena se mueve buscando satélites en el cielo. Una vez nuestra antena lo encuentra, lo identifica realiza un fino ajuste girando el LNB a la posición más adecuada. En última instancia se apaga de manera automática la unidad de control, pudiéndose visionar todos los canales en nuestro receptor.
Es una antena muy sencilla en su instalación, que requiere poco material y además es muy útil en autocaravanas, donde más se está realizando su instalación.

La antena de dipolo doblado, una especie en extinción

Un dipolo doblado consta de una estructura de dos dipolos posicionados paralelamente que se cortocircuitan en su extremo. Uno de los dos es alimentado en el centro mediante un generador. Aunque una definición más simple es que se trata de un dipolo cuyos brazos se han doblado por la mitad y han sido replegados sobre sí mismos.

La impedancia de este tipo de dipolo es de 300 Phm, mientras que si la comparamos con la impedancia del dipolo simple observamos que es bastante menor; 73 Ohm.

Este modelo se puede descomponer en dos maneras distintas. Una de ellas en el modo par o antena; cuya alimentación es en los dos brazos. Y el otro modo es el impar o línea de transmisión; cuenta con dos generadores con signos opuestos. La corriente que corre por los modos sumada nos da el total de la corriente.

La transmisión en el modo par es de dipolos paralelos, que se alimentan con la misma tensión. Por lo tanto, las corrientes deben ser iguales en el recorrido de los dipolos, pero tener un valor cero en el extremo.

En el caso del dipolo doblado, éste equivale a un dipolo simple contando con un transformador que relaciona tensiones 2:1 en su entrada. Tiene sus impedancias en paralelo con un comportamiento opuesto.

En esencia, este tipo de dipolo se forma por dos elementos frente al simple. Y además su alimentación es directa en un elemento y en el otro tiene un acoplamiento inductivo. Por este tipo de complejidad, el dipolo doblado está siendo sustituido y cada día se acerca más a ser una especie en extinción.

¿Qué marca de telefonillo conviene en mi casa?

Los telefonillos hoy en día se han convertido en una herramienta imprescindible de comunicación con el exterior, pero además añade seguridad a nuestro hogar. Por ello la elección del telefonillo adecuado no es una tarea tan sencilla, la cual debemos meditar y escoger además una buena marca que tenga las características que estamos buscando.

Antes de elegir un telefonillo o portero automático tenemos que saber las prestaciones que se ajusten a nuestras necesidades. Si deseamos únicamente comunicación por voz o bien la queremos acompañar con imagen (videoportero), videocontrol mediante internet, manos libres, visión nocturna, además de otras.

Desde esta página consideramos que es importante antes de mirar un modelo o marca en concreto que algunas de las características que tenga nuestro telefonillo sean; función de registro (audio y video), con buena transmisión y visibilidad; así como una calidad de audio y video alta.

Considerando las opiniones de muchos usuarios en primer lugar referenciamos el KKmoon 7” Timbre Video Portero. Este modelo cuenta con un intercomunicador visual con interfono, además de una cámara que resiste a la lluvia, monitor interno LCD, visión nocturna y volumen con posibilidad de ajuste.

En segundo lugar, otro de nuestros favoritos, así como de nuestros usuarios tenemos el Fermax 3330. Cuyos materiales de construcción son de alta calidad, su cámara es orientable como su interfono. Y su pantalla es de 3,5 pulgadas. Todos los materiales tienen alta resistencia. Algo que sí nos puede parecer tedioso de este medelo es su instalación, sobre todo si nos fijamos en el detalle de tener que agregar un botón externo para la apertura. Deberemos tener una instalación previa si queremos que se facilite este proceso.

Y en tercer lugar tenemos el siguiente modelo. YOKKAO Portero Electrónico con pantalla digital LCD de alta definición y 4,3”. Este modelo incluye manos libres, visionado nocturno, tiene función de memoria y auto-apagado. Este modelo cuenta con una instalación sencilla e incluye todos los elementos que necesitaremos. Por otro lado, algunos de sus acabados son algo deficientes si lo comparamos con la calidad del producto en sí. Su relación calidad precio es muy interesante, considerado uno de los mejores en este aspecto del mercado.

Cómo saber el tamaño de antena parabólica que voy a necesitar

Lo cierto es que elegir el diámetro de nuestra futura antena parabólica no es una tarea sencilla y lo mejor es informarse previamente para hacer una buena elección y no arrepentirse más tarde.

Existen varios satélites comerciales como, por ejemplo, Astra, Hot Bird o Hispasat, cuyo diámetro oscila entre 60 y 80 centímetros, lo cual nos será suficiente.

Lo que tenemos que hacer en primera instancia es definir el satélite del que queramos recibir señal, para ello una buena idea es recurrir directamente a la guía de satélites que pueden captarse en España y que podremos encontrar en muchas páginas de internet. En esta guía podremos observar la potencia de señal del satélite en la mayoría de los casos, así como si la huella llega a nuestro propio país y el diámetro que nos sería necesario para poder captar las emisiones que queremos.

En los listados que nos ofrecen distintas páginas de internet, podremos saber si el satélite que hemos elegido figura o no en este listado. Pero en el caso de que no se encuentre en este listado o si se lee desde fuera de España, tenemos otro método. Este método es sencillo y nos permite elegir el diámetro adecuado para nosotros. Lo que debemos hacer en primer lugar es seleccionar el satélite en distintas páginas; aquí te indicamos un ejemplo como Lyngsat o bien podemos recurrir directamente a las webs oficiales. En estos sitios podremos consultar un mapa con la cobertura existente donde recogen los distintos haces del satélite. En este momento, donde ya sabremos el nivel de potencia con el que llega a nuestro satélite y la zona, el nivel PIRE que medimos en decibelios Watio podremos recurrir a unas tablas donde se nos indica el diámetro que nos será necesario para poder captar la señal.

También es cierto, que es recomendable elegir unos centímetros más para el diámetro para asegurarnos de esta manera que la recepción sea la adecuada.

¿Por dónde veo la tele? Satélites con canales gratis

Una gran duda que todos tenemos es… ¿Podemos disfrutar de televisón por satélite gratis? Pues la respuesta, contraria a lo que muchos se creen es que por supuesto que sí. Existen gran cantidad de canales que cuentan con señal libre (FTA) y que se transmiten por satélite. Estos canales de señal libre no suponen un negocio para nadie, en concreto para las compañías de cable. Aquí te vamos a enseñar como poder aprender a disfrutar de estos canales de televisión por satélite de señal libre.

Muchos de vosotros tienen contratados servicios como Movistar, por poner un ejemplo conocido. Pues en estos casos podréis observar que la antena cuenta con un dispositivo con el que recibe la señal condensada. Pues bien, este aparato es el LNB; Low Noise Block. Pues bien, debido a que se trata de un dispositivo de nuestro servicio contratado, lo único que debemos hacer es cambiarlo por un Low Noise Black universal, el cual nos va a permitir captar las señales de televisión por satélite libres.

En el caso en que no contemos con el equipo comentado anteriormente, lo que debemos conseguir es lo siguiente:

  • Antena parabólica
  • LBN universal que se adaptará más tarde a la antena
  • Satfinder, dispositivo que permite la captación de la dirección con mayor señal
  • Un televisor, algo evidente
  • Por último, pero no por ello menos importante: un cable coaxial

Para comenzar este proceso, lo primero que realizaremos será conectar nuestra televisión al receptor, del cual tendrá que salir el cable coaxial. Tras esto, deberemos conectar el cable que sale del receptor al satfinder y éste mismo al LBN. Más tarde, tendremos que apuntar la antena a la dirección correspondiente.

A continuación, deberemos encender el receptor del satélite e ir moviendo despacio la antena hasta que llegue el momento en que más fuerte llegue la señal al satfinder. Deberemos ajustar la antena a nuestro gusto y después desconectaremos el satfinder y conectaremos el cable al LNB; guardando el satfinder. Lo último que deberemos hacer es encender la televisión y sintonizar todos los canales.