La antena de dipolo doblado, una especie en extinción

Un dipolo doblado consta de una estructura de dos dipolos posicionados paralelamente que se cortocircuitan en su extremo. Uno de los dos es alimentado en el centro mediante un generador. Aunque una definición más simple es que se trata de un dipolo cuyos brazos se han doblado por la mitad y han sido replegados sobre sí mismos.

La impedancia de este tipo de dipolo es de 300 Phm, mientras que si la comparamos con la impedancia del dipolo simple observamos que es bastante menor; 73 Ohm.

Este modelo se puede descomponer en dos maneras distintas. Una de ellas en el modo par o antena; cuya alimentación es en los dos brazos. Y el otro modo es el impar o línea de transmisión; cuenta con dos generadores con signos opuestos. La corriente que corre por los modos sumada nos da el total de la corriente.

La transmisión en el modo par es de dipolos paralelos, que se alimentan con la misma tensión. Por lo tanto, las corrientes deben ser iguales en el recorrido de los dipolos, pero tener un valor cero en el extremo.

En el caso del dipolo doblado, éste equivale a un dipolo simple contando con un transformador que relaciona tensiones 2:1 en su entrada. Tiene sus impedancias en paralelo con un comportamiento opuesto.

En esencia, este tipo de dipolo se forma por dos elementos frente al simple. Y además su alimentación es directa en un elemento y en el otro tiene un acoplamiento inductivo. Por este tipo de complejidad, el dipolo doblado está siendo sustituido y cada día se acerca más a ser una especie en extinción.